Atención al Cliente:
Tel: +34 922 62 45 88

Bebidas energéticas. ¿Solución o problema?

BEBIDAS ENERGÉTICAS, ¿SOLUCIÓN O PROBLEMA?

Es innegable la oferta tan amplia y variada que nos ofrece la industria de las bebidas energéticas, desde diferentes sabores a cada cual más apetecible, hasta la cantidad de miligramos de cafeína, ya sean 250mg o menos.

Ahora bien, ¿son de verdad una solución paliativa a un problema como el cansancio o la falta de sueño, o una dependencia que se crea de manera silenciosa en el organismo del ser humano?

Para poder entender el funcionamiento de una bebida energética debemos tener en cuenta qué componentes son necesarios para que éstas funcionen como estimulantes. Claros ejemplos son la cafeína o la taurina, que actúan como ayudas ergogénicas actuando sobre el sistema nervioso central. La taurina tiene, de hecho, varios estudios que la respaldan en cuanto a la mejora de la tasa de desarrollo de la fuerza sin ir más lejos.

El atleta medio consume bebidas energéticas pre-entreno o intra-entreno, defendiendo que las mismas ayudan a su mejora de rendimiento y resistencia, así como paliar el efecto de agotamiento. Sin embargo, el efecto es de corta duración, y la fatiga vuelve a notarse pasado este efecto, y en algunos casos esta fatiga se acentúa (incluso afectan a los ciclos de sueño dependiendo de la hora a la que se consuman).

En principio, a no ser que un individuo tenga alguna patología previa que se vea empeorada con el consumo de bebidas estimulantes, no debería presentarse problema alguno, pero si es cierto que el consumo excesivo de estas sustancias puede llegar un aumento de la presión arterial y aumento de los niveles de la hormona del estrés, que al verse desregulada puede provocar diversos problemas de salud. Inclusive ciertos grupos sociales no deben hacer uso de las mismas, tales como embarazadas, menores de edad, personas con problemas cardiovasculares, personas con enfermedades que afectan al sistema nervioso central o con trastornos del sueño.

Si te gusto este artículo compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on whatsapp

ÚLTIMOS ARTÍCULOS